ENVÍOS GRATIS DESDE 65€ (Península)

Importancia de la Hidratación de los Perros en Mushing

En artículos anteriores os hemos hablado sobre el modo de entrenamiento, tema que seguiremos ampliando en las próximas semanas. Pero os queríamos hablar de un tema muy importante y que no se suele tener en cuenta, la hidratación de los perros antes y después de un entrenamiento.

HIDRATACIÓN DE LOS PERROS HACIENDO DEPORTE

Cuatro ideas debemos guardar en cuanto a la hidratación de los perros.

La primera es que las necesidades hídricas pueden variar entre individuos y razas y por supuesto en diferentes entrenamientos por la humedad, el calor, los nervios… Es decir, algunos perros piden más agua y no siempre significa algo pero sí estaremos atentos a cambios en el mismo compañero, ya que pueden indicarnos deshidratación de los perros, y las causas serán variadas: más temperatura, más cansancio, otras pérdidas (ej:diarrea )

La segunda es que las necesidades hídricas también nos cuentan lo preparados que están los músculos al ejercicio, cuánto mejor preparados estén los músculos menos calor perderán, menos agua necesitarán. Cuánto mejor, no siempre mayor, sea su hidratación antes de comenzar el ejercicio, mejor será el trabajo que realicen.

La tercera es que podemos intuir si estamos hidratando bien o mal de manera sencilla: ¡observando el pis! Una orina MUY CLARA: demasiada hidratación antes de entrenar. DEMASIADO OSCURA: ha faltado algo de hidratación de los perros. Y es que antes de un entrenamiento es muy importante pasear a nuestros compañeros para que evacuén y así no paren durante el entrenamiento y para controlar no sólo el color del pis, sino las heces.

Y la más importante es que debemos y podremos de manera muy segura, saber si nuestro equipo está deshidratado: Buscando las zonas que primero pierden líquidos: tocaremos las encías y los labios para comprobar si están secos, miraremos si la trufa está en exceso seca o los ojos hundidos y si la piel del lomo a mitad del cuerpo al tomar un pellizco en alto y soltarlo tarda en volver a su posición de normalidad. A veces la presencia de babas blancas pegajosas nos engaña, puede existir una boca seca debajo de esas babas que no son liquidas.

hidratación de los perros

En la sospecha de deshidratación de los perros es importante no tener prisa por dar de beber gran cantidad, sino realizarlo de  poco en poco.  

Antes del entrenamiento de mushing

Ofrecer siempre agua aproximadamente una hora antes de comenzar. Se puede añadir pienso, o algún snack, para hacerla más apetecible. La cantidad debería variar en función del ejercicio que se va a realizar y de otras condiciones (meteorológicas, terreno, actitud de los perros…).

También es buena idea calentar un poco el agua, para hacerla más apetecible, sobre todo si hace frío. De este modo, además, facilitaremos que evacúen más adelante, antes de comenzar el entrenamiento.

Se puede comenzar con ½ litro de agua por perro una hora antes del ejercicio. Y variar si lo creemos procedente según como veamos a los perros durante el entrenamiento y al finalizar. Si consideramos que es necesario que ingieran más agua, habría que adelantar la toma con respecto al inicio del entrenamiento, e incluso dividirla en varias tomas, teniendo en cuenta, que beber una gran cantidad de agua puede ser contraproducente, llegando a causar vómitos y otros problemas.

Tanto para la alimentación como para la hidratación de los perros estamos recomendando añadir agua caliente. No obstante, hay que prestar atención si tenemos algún perro propenso a tener diarreas por estrés, ya que agua caliente lo puede acentuar.

+ 1 HORAS ANTES

hidratación de los perros

½ LITRO AGUA

Después del entrenamiento de mushing

Las recomendaciones tras un entrenamiento para hidratar son: esperar unos diez minutos hasta ofrecer agua (nuestra referencia sin mirar el reloj es que dejen de jadear) y ofrecerla en poca cantidad. La temperatura es importante: excesivamente fría puede darnos problemas gástricos, muy caliente la pueden rechazar, pero en nieve suele apetecer templada. Debemos saber además que la nieve no reemplaza al agua, y que el agua de un snack sí puede contar como hidratar.

Los perros que no quieren tomar agua después de un entrenamiento exigente deben preocuparnos, también los que se nos despistan y se beben todo el cuenco, ambos pueden vomitar y necesitan una revisión y un buen descanso.

Todo esto son pautas generales y que podemos usar de referencia si estamos comenzando en éste deporte, pero deberemos, poco a poco, conocer a nuestros compañeros peludos para ajustar cantidades y tiempos a nuestro equipo.

Agradecer éste artículo a nuestros queridos compañeros de Mushing Monegros, Jos e Isis que siempre nos ofrecen su “sabiduría” de manera altruista.

También te puede interesar: “Entrenamiento en mushing 2” y “Síguenos en Facebook

Deja un comentario